15 de Agosto de 2018

Ay! Hoy toca un día complicado, de esos que preferimos que no lleguen. Y es que se nos marchan muchos de nuestros chicos, algunos que venían con la intención de quedarse incluso menos días pero que al final estos 15 días les han sabido a poco.

Este es posiblemente uno de los grupos más especiales del año, y no es que no queramos a los demás, sino que se han juntado chicos con personalidades tan dispares que no entendemos como ha podido funcionar tan bien, bueno, de hecho incluso mejor que en otros campamentos, ya que a pesar del gran número de acampados no se han hecho aquellos pequeños grupos sino que todos eran una gran piña. Y esto ha sido gracias a la tolerancia y a las ganas que tienen de crecer como personas, de entender que hay gente distinta a ellos mismos y que pueden aportar y enseñarles cosas que de otra manera no habrían aprendido. Esa es la magia de la convivencia.

Les despedimos con muchísima tristeza pero con la alegría de pensar que juntos hemos hecho de este un verano especial y esperando con gran ilusión la llegada del 2019 para poder reencontrarnos de nuevo. Cuando leo los mensajes que me llegan de las familias emocionados por las vivencias que se han llevado los chicos a casa, la ilusión con la que relatan una y otra vez las anécdotas aquí vividas se me hace un nudo en la garganta, es una sensación tan bonita… Cuando otros padres nos dan las gracias por “aguantarles” pensamos que no saben lo que tienen en casa, aquí, lejos de la rutina vuestros chicos nos dan lo mejor de ellos, no temen mostrarse como son, no se callan, no evitan emocionarse si algo lo merece, son “su mejor yo”.

Disfrutad de ellos lo que queda de verano y seguid construyendo recuerdos tan bonitos como los aquí vividos. Gracias y hasta pronto!

Y ya dejando lo sentimental de lado os cuento un poco que es lo qe hemos hecho hoy además de lloriquear.

Los juveniles querían una actividad grupal así que hemos hecho el “Juego de los Juegos” el cual engloba las mejores pruebas sacadas de diferentes juegos tradicionales.

Los infantiles divididos en grupos de actividades han echado una batalla de paintball en la que es raro aquel que ha conseguido librarse de algún bolazo, pero tranquilos papis, están adaptadas a la edad de los chicos y son totalmente seguras.

También han dejado los miedos atrás para lanzarse por la tirolina y han ido cayendo uno a uno en el hinchable de humor amarillo que nosotros denominamos “El eliminador”

Por la tarde hemos disfrutado como niños con la Fiesta de la Espuma y de unos juegos colectivos con los que buscamos la unión del grupo además por supuesto de soltar un poco de adrenalina.

Menú

COMIDA

Puré

Albóndigas con patatas

Melón

CENA

Arroz tres delicias

Croquetas con ensalada

Yogurt

 

 

Añade un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies