14 de Julio de 2019

¡Buenos días familias!

Con unas ganas locas comenzamos nuevo turno de acampados. Hay que ver lo que nos gusta este primer día de campamento, tanto por reencontrarnos con nuestra ya familia veterana que nos visita año tras año y que nos hace pensar y pensar en ver como podemos sorprenderles cada año, como por aquellos nuevos acampados que vienen con los nervios a flor de piel y que según terminamos la presentación cambian de cara y no paran de reir con los que serán sus compañeros en los próximos días.

Nada más llegar y despedir a todas las familias lo primero que hacemos es una pequeña presentación para todos los chicos, en ella explicamos un poco el funcionamiento del campamento, las normas y horarios y resolvemos todas las dudas que puedan tener.

Por otro lado, realizamos la formación de grupos en la que les asignamos dos monitores que serán sus “papas” o “tutores” durante el campamento y a los que pueden acudir para cualquier cosa. Para que se suelten un poco y se conozcan entre ellos realizamos también algunas dinámicas de grupo en las que todos acaban cantando, gritando o tirados por el suelo.

Luego llega la tarea más complicada de todas.. la asignación de habitaciones. Muchos han hecho migas en estos primeros minutos con otros acampados y tenemos que intentar que permanezcan juntos, al igual que hay algunas parejas de amigos que vienen a esta aventura juntos. Entran en juego muchos factores e intentamos cuadrarlo de la manera que todos los chicos estén cómodos.

Después de la cena llega la primera velada, separada por grupos de edades. Es un momento de los más divertido ya que en ella se realizan diferentes juegos de entretenimiento para hacer reir a los chicos.

En la velada de hoy les hemos explicado el juego de la pinza, este consiste en que habrña una palabra “prohibida” durante ese día, por ejemplo “No”. Todos deben evitar decirla delante del portador de la pinza ya que de ser así este le hará entrega de la pinza y se irá tratando de pasar de unos a otros durante todo el día. Al finalizar la jornada aquel que tenga la pinza deberá exponerse a una prueba de lo más divertida.

Y hasta aquí el día de hoy, nos vamos a la cama aún con los nervios en el cuerpo.

Un abrazo,

 

FOTOGRAFÍAS GRUPO DE DECENA

Añade un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies