No podemos contener la emoción, por fin! Por fin llegó el día en que comienzan los campamentos de verano.

Aunque sabemos lo que os cuesta a muchos de los padres sólo podemos deciros que la experiencia que vivirán estos días vuestros chicos compensará con creces esa morriña.

Lo primero que queremos que sepáis es que la primera noche ha sido superada con éxito, los chicos han dormido estupendamente.

Como bien sabéis a lo largo de la tarde de ayer fueron llegando todos los participantes, aquellos que no nos conocían tuvieron la oportunidad de conocernos a nosotros y nuestras instalaciones. Después de acomodar las maletas en las habitaciones y merendar nos reunimos en la nave de talleres para explicar a todos los acampados el funcionamiento, horarios y normas del campamento y para la formación de grupos.

La primera actividad que nos gusta hacer con los chicos son los juegos de presentación, a través de ellos además de conseguir conocernos un poquito entre todos hacemos que los chicos pierdan la vergüenza, algo importante para que puedan relajarse, relacionarse entre ellos y comenzar a disfrutar. Los chicos estuvieron muy participativos y nos lo hicieron muy fácil.

Luego pasamos a conocer a la otra parte del campamento, nuestros animales. A las 19,30 horas todos los animales son conducidos al establo donde esperan a que los acampados que quieran y organizados por grupos vayan a darles la comida.

A las 21,00 horas llegó el momento de cenar, otra de las cosas a las que algunos acampados le tienen un poco de respeto porque no son grandes comedores y como ya nos esperábamos fue una prueba más que superada. Con el estómago ya llenó los chicos llamaron a casa para comentar con las familias sus primeras impresiones. Si alguna familia no recibió llamada no os preocupéis, eso siempre es buena señal, están tan entretenidos con los nuevos amigos que no se acuerdan de llamar a casa. No obstante, os recordamos que si queréis que les recordemos que llamen a casa no tenéis más que mandarnos un e-mail.

A las 22,30 horas llega una de las actividades más esperadas por los chicos, la velada. Esta cada noche es diferente y habitualmente se realizan juegos de entretenimiento, aunque a veces realizamos veladas temáticas o concursos. Y siempre finalizamos con una divertida sesión de discoteca y coreografías.

Menú;

Realizamos 4 comidas al día:

Desayuno: bizcocho casero, galletas, cereales, tostadas, leche, Nesquick y zumo

Comida: Primero + segundo + guarnición + postre

Merienda: Bocadillo variado

Cena: Primero + segundo + guarnición + postre

CENA:

Arroz blanco con huevo frito

Salchichas con patatas

Natillas caseras