Esta mañana hacía mucho calor y ya era hora de esquilar a las ovejas, así que manos a la obra!

Los chicos han vuelto a visitar por enésima vez a los conejos…

Hemos dado de comer lechugas a los caballos.

Han hecho papel reciclado.

Y para culminar una mañana de lo más completita se han lanzado desde la tirolina.

Por la tarde los chicos han hecho una pequeña ruta hasta el pueblo de Figueras. Allí han cogido una barca que les ha dado una vuelta por toda la ría y la que han podido tripular todos y cada uno de los chicos.

Hemos desembarcado en Ribadeo, donde un ascensor panorámico situado en el puerto nos ha subido hacia el centro del pueblo. Los chicos han podido comprar allí el regalo del amigo invisible.

¡Feliz día a todos!