Ahora sí! Toca despedirse…

No hay palabras para explicar lo perfectos que han sido estos días para todos nosotros. Muchos nos decís que es duro trabajar con niños… La verdad es que sí, a veces lo es, pero los momentos buenos que nos dan quitan importancia a los malos. Todos los que aquí trabajamos nos sentimos muy afortunados de poder trabajar en lo que nos gusta y creo que eso se nota en el trato hacia los niños y en lo gratificante que es verlos divertirse con nosotros. Al principio es difícil tratar con ellos las 24 horas del día, pero una vez los conoces y conoces su debilidades, lo que les hace felices, como sacarles una sonrisa en los peores momentos, … todo marcha a la perfección, entras en una rutina que cuando se acaba se te hace difícil. Se te hace raro no darle la medicina a un niño que la necesitaba, no atarle los cordones al que siempre los llevaba desatados, ayudarle a esa niña a hacerse esa trenza que tanto le gustaba, no recordarle al mismo de siempre que tenía que llamar a casa,….
Hemos tenido de todo, niños que no se acordaban mucho de las madres y madres que se acordaban demasiado de los niños (no os preocupéis, es normal). Desde aquí queremos daros a todos la enhorabuena por haber aguantado y no tirar la toalla a la primera. Sabemos que es muy difícil separarse de ellos y viceversa. Quiero agradecer sobretodo su paciencia y fortaleza a aquellas madres a las que sus hijos les llamaban llorando y aún así recurrieron primero a nosotros para pedirnos consejo y se fiaron de lo que les decíamos. Estamos seguros de que ha sido una gran experiencia. Algo que nos encanta es ver como un niño llora la primera noche que llega al llamar a casa y llora sin consuelo la última por no querer marchar. Ahí es cuando sabemos que lo hemos hecho bien y que esto ha sido algo fantástico para ello que seguro le vendrá muy bien.
Sabemos que todos los chicos tenían ganas de marchar para ver a las familias, pero si fuese por nosotros se hubiesen quedado un mes entero.
Convivir con los chicos y que ellos mismos convivan entre sí une mucho. Es normal que haya pequeñas disputan, ya sabréis muchos matrimonios que en una convivencia es inevitable que haya pequeños roces, pero los chicos no son nada rencorosos y han sabido perdonarse entre ellos.
Esperamos que ellos también sepan perdonar las veces que les hemos reñido, pero ha sido siempre por su bien y por el bienestar del grupo.
En las lágrimas de algunos de los monitores cuando vieron a sus niños marchar puedo aseguraros que había mucha tristeza por separarse de ellos. Nos llevamos un gran recuerdo de todos y cada uno de ellos. Echamos de menos hasta los más trastos, los que más mamítis tenían, …. 

Y en las lágrimas de muchos de los niños también creemos que se llevan grandes amigos de aquí.


Queremos desearos a todos un gran verano y esperamos que no os olvidéis de nosotros porque nosotros no lo haremos. Esperaros haberos hecho de estas unas vacaciones inolvidables y que marchéis cargados de recuerdos y anédotas.
Un abrazo muy fuerte, nos vemos pronto!
Los chicos del grupo ROJO y NARANJA tras despedirse de los que marcharon pasaron la tarde en la Ría.




Menú:
COMIDA
Lentejas
Croquetas con ensalada
Fruta
CENA
Sopa de pollo
Filete con patatas
Helado

Que tengáis un feliz y maravilloso verano!

PRÓXIMAMENTE….. VÍDEO RESUMEN DEL CAMPAMENTO!